CRONOLOGÍA…VILLAVARRILLO (V)

CENA 18

ENTREGA V

El 28 de junio de 1931, tuvieron lugar las elecciones a Cortes Constituyentes en un ambiente de relativa tranquilidad. Las urnas dieron una clara mayoría de la coalición republicano-socialista.

A ellas concurrieron, por una parte la Conjunción Republicana-Socialista[1], compuesta, aunque con programas pópios, por los Socialista (PSOE), los Radicales de Lerroux (PR), los Radicales Socialistas (PRS), la Derecha Liberal Republicana (DLR) de Alcalá-Zamora y la Acción Republicana (AR) de Azáña.

. La derecha antirrepublicana concurrió dividida y no presentó candidaturas en parte de las circunscripciones y sufrió un duro revés.

Para curiosidad del lector jienense, refiero los diputados elegidos por Jaén y al partido que representaban.

Jerónimo Bruguera Muñóz              PSOE

Enrique Esbrí Fernández                 PSOE

Lúcio Martínez Gil                          PSOE

Alejandro Peris Caruana                  PSOE

José Morales Robles            PSOE

José Ortega y Gasset[2]                      ASR       por renuncia José Piqueras Muñóz.

Juan Lozazo Ruíz[3]                           PSOE

Tomás Álvarez Angulo                    PSOE

Anastásio de Garácia Villarrubia[4]   PSOE     por renuncia[5] Domingo de la Torre Moya[6]

Andrés domingo Martínez              PSOE

Niceto Alcalá-Zamora y Torres      DLR (Derecha Radical Republicana)

Enrique del Castillo Folache          DLR

Federico del Castillo Extremera     DLR

El gobierno municipal de mayoría republicano-socialista, se emplea desde el primer momento en aplicar los  decretos del Gobierno Provisional para tratar de favorecer a la clase trabajadora y acosar en particular a los propietários y clase media, utilizando todos los resortes del poder municipal para conseguir, “la transformación revolucionaria de la sociedad”; que son sus objetivos.

Decreto de 1 de julio de 1931, sobre la jornada de trabajo de ocho horas también para los trabajadores del campo.

Decreto 18 de Julio de 1931, que prohíbe el régimen de reparto de obreros parados entre propietarios y arrendatários. Para remediar el paro se prevén bolsas locales de trabajo financiadas con el “recargo voluntário” de una décima parte de las contribuciones territorial e industrial; junto a otras medidas se ordena que las obras realizadas por contrata, los contratistas utilicen los servicios de los obreros parados en los respectivos municipios.

Orden de 2 de septiembre de 1931, para la constitución de mutualidades patronales.

En suma, estas primeras medidas trataron de afrontar el problema del paro, especialmente acuciante en el campo, extender a la agricultura el régimen de accidentes de trabajo y algunos otros derechos obreros, como la jornada laboral de ocho horas, y fomentar la negociación entre propietarios y jornaleros a través de los Jurados Mixtos, lo que suponía un cambio radical en sus relaciones de trabajo que, por supuesto, no fue bien recibido ni cumplido por los patronos[7].

Sesión extraordinaria de 4 de julio de 1931.- Preside Diego Marín (1º TTE de Alcalde); Antonio Guerrero, José Mª Moreno, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, Cristobal Fernández y Juan Ballesteros.

Por los Concejales José Mª Moreno, Blas Martínez y Antonio Guerrero, se presenta la siguiente proposición incidental:

Siendo constante la ausencia de los Concejales monárquicos a las Sesiones, creando su actitud trastornos a la Corporación, ya que no es factible dar cumplimiento a los preceptos del Estatuto Municipal, que exige la asistencia de las cuatro quintas partes de Concejales; como sucede en el caso concreto de destitución de funcionarios; y pudiendo ello proporcionar graves perjuicios a la Corporación, en el recurso contencioso que pudiera interponerse, los Concejales que suscriben propònen a la corporación acuerde poner estos hechos en conocimiento del Juzgado de Instrucción, por si este abandono de funciones públicas que están encomendadas, pudieran revestir carácter de delito y además salvar nuestra responsabilidad por los acuerdos que esta corporación tome sin el número de Concejales que la Léy señala; pués no es posible por el proceder de unos señores paralizar la vida administrativa.

Así mismo proponen que se haga constar en acta, que en la sesión convocada para dar cumplimiento al Decreto del Ministério de Trabajo sobre petición de préstamos a las Cajas Colaboradoras del Instituto de Previsión, no puede llevarse a efecto por falta de asistencia de los concejales monárquicos, que obstruccionan la vida municipal.- Proposición que es aprobada por unanimidad.

Leidos los informes pertinentes; se acuerda la destitución del Sr Interventor.

4 de Julio de 1931.- Preside Diego Marín; Antonio Guerrero, José Mª Moreno, Diego González, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, Cristóbal Fernández, Juan Ballesteros, José Poblaciones, Joaquín Martínez y Pedro de la Torre.

Por la Comisión de Hacienda se forma expediente para conocer como se realizaron las obras municipales, desde abríl de 1930 hasta la fecha de la proclamación de la República.

El Concejal José Poblaciones manifiesta que en relación a la crisis de trabajo, y para resolver la misma, se ha constituido una Entidad Patronal, cuyo fin principal es aportar medios económicos para tratar de intensificar las obras públicas de carácter municipal; que desea que dicha comisión labore íntimamente relacionada con el Ayuntamiento y propone que en las obras  de alcantarillado que se realicen, el Ayuntamiento abone el importe de la mano de obra y de los materiales que se empleen; se acuerda que la Comisión de Ornato tome parte en las deliberaciones de la Junta Patronal, para que pueda proponer a la Corporación, las obras que estime pertinentes y resuelva dicha Corporación.

 11 de Julio de 1931.- Preside Diego Marín; Antonio Guerrero, José Mª Moreno, Diego González, José Moreno, Joaquín Martinez, Blas Martínez, Ramón Mora, Cristóbal Fernández, Juan Ballesteros y Pedro de la Torre.

Se da cuenta de que la Sección de Habilitación y Contabilidad de la Subsecretaría del Ministério de la Gobernación, comunica el envío de 40.000 pesetas para ser destinadas previo acuerdo del Ayuntamiennto a jornales de obreros y materiales para obras de pavimentación.

El señor Guerrero propone que con parte de este dinero se arregle la Plaza de la Constitución y se estudien las calles de Cervantes, Cádiz, Navas, Arzobispo Carrillo, y un trozo de Santa Isabel.

Se solicita al Ministério de Instrucción Pública una escuela mixta para la Parroquia y cortijada de Herrera y para Villacarrillo una escuela de párvulos.

Salvador Martínez[8]

La situación del Alcalde Salvador Maertínez Ferrnández, era delicada, ya que tenía que exigir se cumplieran los decretos del Gobierno Provisional de la nación, perjudicando con ello a los que habían venido siendo compañeros de Corporación desde 1917; esta circunstancia y el acoso socialista, provocan que optara por situarse del lado de sus antiguos compañeros liberales.

Para no sentirse sólo en el Ayuntamiento, acuerda con los liberales, que aquellos asitan al Ayuntamiento, exigiéndole aquellos que se admita la toma de posesión al concejal electo el 12 de abril, que no había tomado posesión el día de la constitución del Ayuntamiento, D. Antonio Rodero Matarán y D. Justo Marmol (que tomaron posesión en su día). Para llevar a cabo este propósito, y aprovechando la ausencia de tres de los concejales más críticos con su acción de gobierno.

Así las cosas, en el Pleno del 17 de Julio de 1931, presidido por Salvador Martínez, y la asistencia por parte del grupo radical-socialista de Diego Marín; Antonio Guerrero, José Mª Moreno, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, y por parte del grupo liberal, Luís Poblaciones, Luís Climent, Andrés Pastor, Cristóbal Fernández, Juan Ballesteros, Pedro Coronado, Manuel Maza.

Dejan de asistir, Diego González, Joaquín Martínez y Pedro de la Torre, con lo que el grupo radical-socialista se encuentra en minoría.

Por el Secretário, se hace constar que en el trasdós de la entrada de la sala de plenos, se hallan  D. José Rodero Matarán y D. Justo Mármol Martínez, concejáles electos que no habían tomado posesión del cargo, por su no asistencia el día de la constitución de la actual Corporación. El Alcalde los hace pasar y  les da posesión de sus cargos de Concejal.

El primer TTE de Alcalde, Diego Marín, manifiesta que desea que conste en acta su protesta, por considerar que no se puede admitirse que en el día de la fecha se dé posesión de Concejal a los mencionados señores después del tiempo que ha transcurrido desde la constitución del Ayuntamiento; varios  Concejales se adhieren a lo manifestado por el señor Marín.

  1. Luís Climent Villaescusa, hace defensa del derecho que asiste a la Alcaldía para posesionar a los Concejales.

Seguidamente se declara abierta la sesión, y se procede a la lectura del acta de la reunión anterior; y al preguntar si quedaba aprobada dicha acta, pide la palabra el Concejal socialista, Moreno Marín, manifestando que estima que el asunto de la toma de posesión de los señores antes citados, no está suficientemente debatido y entiende que debe ser la Corporación y no la Presidencia, la que puede resolver sobre el particular de la tan repetida toma de posesión de dichos señores.

Se produce entre el público asistente voces contrapuesta, originándose gran tumulto y el señor Presidente llama la atención requiriendo la debida compostura de los concurrentes que no cesa de dar voces, llegando a ser ensordecedor y la Presidencia levanta la Sesión, ordenando el desalojo del salón; y así se efectua, siendo las ventitrés con treinta minutos.

Esta situación, enerva los ánimos de cada uno de los bandos políticos y es el tema de conversación de los ciudadanos y motivo de asmbleas en las agrupaciones políticas.

El 24 de Julio de 1931.- Preside Salvador Martínez; asisten: Diego Marín; Antonio Guerrero, José Mª Moreno, Diego González, Joaquín Martínez, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, Luís Poblaciones, Luís Climent, Andrés Pastor, Cristóbal Fernández, Juan Ballesteros, Pedro Coronado, Manuel Maza, José Poblaciones, Pedro de la Torre, Justo Mármol y José Rodero.

Se concede licencia de obras para la construcción de una fábrica de acéites por D. Ángel  Pellón.

Se recibe comunicación referente a que va a salir a subasta las obras del puente de Mogón.

Se da cuenta del Decreto del Ministério de Trabajo y Previsión, por el que se prohíbe el reparto de obreros, y se acuerda que la Comisión Gestora que ha de nombrarse para control de obras de la décima, se halle integrada por cinco miembros de cada uno de los tres elementos que han de constituir la misma.

Los que representen al Ayuntamiento en dicha comisión sean los concejales, Joaquín Martínez Salido, José Poblaciones Nieto, José Moreno Marín y Juan Ballesteros; así mismo se acuerda que por el Alcalde se envíe comunicación a la Junta Patronal y al Presidente de la Sociedad Obrera, al objeto de que cada una de ellas nominen a cinco miembros para que todos los nominados junto a los del Ayuntamiento, se constituya la “Comisión Municipal Gestora” creada por el Decreto de 18 de júlio[9].

28 de julio de 1931.- Preside Salvador Martínez; asisten: Diego Marín; Antonio Guerrero, José Mª Moreno, Diego González, Joaquín Martínez, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, Luís Poblaciones, Luís Climent, Andrés Pastor, Cristóbal Fernández, Juan Ballesteros, Pedro Coronado, Manuel Maza, José Poblaciones, Pedro de la Torre, Justo Mármol y José Rodero.

Resolver cambio de hora de Sesiones.- Tras deliberación y votación de los asistentes, se acuerda que las Sesiones se celebren los jueves de cada semana a las 20 horas.

31 de julio de 1931.- Preside Diego Marín.- asisten: Antonio Guerrero, José Mª Moreno, Diego González, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, Luís Poblaciones, Luís Climent, Andrés Pastor, Cristóbal Fernández, Juan Ballesteros, Pedro Coronado, José Poblaciones, Pedro de la Torre, Justo Mármol y José Rodero.

Dada cuenta de la comunicación del encargado de la 2ª Sección del Ferrocarril de Baeza-Utiel, en la que interesa de la Alcaldía se le remita relación de los cruces de las servidumbres y caminos con el ferrocarril en construcción, al objeto de que se conserven tales pasos y servidumbres. Se acuerda que el Concejal Justo Marmol, facilite a la Corporación los datos que en aquella comunicación interesan.

Visto el recurso de reposición interpuesto por el interventor cesado en su día, el Sr Climent manifiesta que como la destitución del Sr Interventor se realizó sin el número suficiente de asistentes, en consecuencia hay que reponer en su cargo al Interventor.

El Concejal Antonio Guerrero, aduce que procede ratificar el acuerdo de destitución tomado en su día, pués aunque en la referida Sesión no concurriera el número de Concejales que el Estatuto Municipal requiere, no puede imputarse a los que asistieron a la Sesión, que esta se celebró en segunda convocatoria  por no haber número suficiente en la primera; la infracción del Estatuto corresponde a aquellos Concejales que de una manera sistemática habían dejado de concurrir, obstruccionando así la vida Municipal.

Ante la persistencia de ambos Concejales en sus argumentos, el Presidente somete el asunto a votación; resultando, siete a favor del recurso y diez en contra del mismo, por lo que el citado recurso queda desestimado, y queda destituido del cargo de Interventor el citado señor.

6 de Agosto de 1931.- (extraordinaría), Preside Diego Marín.- asisten: Antonio Guerrero, José Mª Moreno, Diego González, Joaquín Martínez, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, Luís Poblaciones, Cristóbal Fernádez, Juan Ballesteros, Pedro Coronado, José Poblaciones, Pedro de la Torre y Justo Mármol.

Tras instrucciones recibidas por el Gobernador Civil, se modifica el número de representantes en la Comisión Gestora nombrada el 24 de Julio, pasando a ser dos representantes municipales y estos serán; D. Antonio Guerrero Pastór y D. Ramón Mora Lozano.

6 de agosto de 1931.-  Preside Diego Marín.- asisten: Antonio Guerrero, Diego González, Joaquín Martínez, José Moreno, Blás Martínez, Ramón Mora, Luís Poblaciones, Luís Climent, Andrés Pastór, Cristóbal Fernádez, Juan Ballesteros, Pedro Coronado, José Poblaciones, Pedro de la Torre, José Rodero  y Justo Mármol.

Asunto; dar cuenta de la dimisión del cargo de Alcalde, presentada por D. Salvador Martínez Fernández, basada en el caso primero de la segunda parte del artículo 43 de la Ley Municipal; (pueden excusarse de ser concejales: 1º.- Los mayores de 60 años y los físicamente impedidos.); acogiéndose al segundo supuesto, por unanimidad es aceptada la dimisión y declarada vacante la Alcaldía.

Dimisión y nombramiento de nuevo Alcalde:

Por la Corporación, se procede a la elección de nuevo Alcalde que es llevada a efecto mediante votación,  el resultado es el siguiente, once papelétas a favor del señor Marín González y siete papeletas en blanco, por lo que queda proclamado Alcalde D. Diego Marín González; seguidamente se procede a la elección de Tenientes de Alcalde, saliendo elegidos Antonio Guerrero, 1º, Pedro de la Torre y Torre 2º; permaneciendo como 3º y 4º, los mismos señores que venían desempeñando el cargo.

Para la traída al de águas a la ciudad desde el Pozo D. Joaquín, se nombra una Comisión presidida por el Alcalde y compuesta por Joaquín Martínez, José Poblaciones y Juan Ballesteros.

Se acuerda el traslado del local de la Escuela de niñas que está instalada en la Plaza de la República a la calle de Ministro Benavídes nº 75 pagando el mismo alquiler que se venía pagando.

Se expone el proyecto de reforma de la Plaza de la República, por sí la Corporación las aprueba pasando a la Comisión de Ornato para el estudio del traslado la fuente que está frente al Ayuntamiento.

Para la construcción del ferrocarril Baeza-Utiel, se aprueba la relación de cruces y servidumbres presentada por D. Justo Marmol para su envío a ferrocarriles, para que se tenga en cuenta en el las obras del ferrocarril..

A Propùesta del señor Martínez Salido, se acuerda reintegrar a su puesto de Aparejador de obras a D. Pascual Navarrete Montañéz.

A propuesta del presidente de la Junta Patronal, D. José Poblaciones Nieto, se aprueba la terminación del asiento corrido del Paseo, así como del pavimento del mismo.

[1] Fue una coalición electoral creada por los partidos republicanos y el partido Sacialista Obrero Español, durante el reinado de Alfonso XIII,  se prentó con poco éxito a los comicios de 1910,1914,1916 y 1919.

[2] Tras su renuncia le sustituyó José Piqueras Muñóz, electo en las parciales del 4 de octubre de 1931 (segunda vuelta)

[3] Natural de Cazorla, en Villacarrillo, se le dedicó una calle.

[4] Tras su renuncia le sustituyó Domingo de la Torre Moya electo en las parciales del 4 de octubre de 1931 (segunda vuelta)

[5] Las  renuncias citadas eran debidas a que según la Ley Electoral, un misno candidato se podía presentar a la vez en distintas circuncripciones; y podían ser elegidos en las mismas, obtando el candidato por cualquiera de las que hubire concurrido.

[6] Natural de Villacarrillo, médico, Jefe de Sanidad  Local e importante activista.

[7] Introducción Jurídica a la História de las relaciones de Trabajo.- Miguel Angel Chamorro Cantudo e Isabel Ramos Vázquez.

[8] D. Salvador Martínez Fernández, de 51 años de edad, con domicilio en Villacarrillo, calle Úbeda 21; de profesión propietario.

Proclamado Concejal por primera vez en las elecciones municipales de 1.917, elegido por el distrito 2º, con 269 votos; (el distrito segundo, comprendía las calles, San Rafael, Cádiz, Covadonga, Concepción, Ruedos de Iglesia),

Y de nuevo proclamado Concejal, tras el fraude electoral en 1920 en que el Alcalde D. Gerardo Pastor, impidió la presentación de las listas socialistas, deteniendo por unas horas, en los calabozos del Ayuntamiento, al diputado y posterior presidente de las Cortes, D. Julián Besteiro.

Fué candidato al Ayuntamiento en las elecciones municipales de 1923, siendo elegido Concejal en octavo lugar, junto a D. Ramón García de Zúñiga y Calzada, D. Juan Castillo Hueso, D. Rogelio León Rojas, D. Geraldo Pastor Orozco, D. Rafael Hueso Bustos, D. Juan Ramírez Sánchez, D. Antonio Gallego Fernández y D. Andrés Pastor Orozco.

En 1930, durante la dictadura del General Berenguer; en las elecciones municipales, y por Real Decreto de 15 de febrero, (por haber sido uno de los candidatos  que mayor número de votos obtuvo en las elecciones municipales de 1923), fue nombrado miembro de la Corporación, presidida por D. José Poblaciones Nieto; que sustituía a D. Manuel Conde Bellón.

  1. Salvador Martínez Fernández, ostentó el cargo de Concejal, hasta las elecciones municipales del 12 de febrero de 1931, en las que se presentó por la coalición republicano-socialista que las ganó.

En la formación del nuevo Ayuntamiento, fue nombrado Alcalde de Villacarrillo como así lo manifiesta el acta notarial redactada en su momento.

[9] El Decreto de 18 de julio, contempla las medidas para atender al problema del paro y otros importantes decretos de trabajo.

Se suprime el alojamiento obligatorio de jornaleros y se recarga en una décima las contribuciones territorial e industrial.

Artículo 1º.- Se declara prohibido en lo sucesivo el reparto de jornaleros parados entre propietarios y arrendatarios agrícolasdurante la crisis de trabajo. Las autoridades municipales que lo impusiesen encurririán en la responsabilidad consiguiente, con arreglo al Código Penal.

Artículo 2º.- Para atender al remedio del paro, mediante bolsas locales de trabajo y ejecución de obras públicas, se autoriza el recargo de una décima parte de las contribuciones territorial e industrial. El Estado reforzará los ingresos para acudir al remedio del paro de manera discrecional a sus posibilidades.

Artículo 3º.- La décima referida, después de recaudada, quedará en cada Delegación de Hacienda a disposición de una Comisión especial Gestora, creada en cada municipio, con la representación de las clases contribuyentes, y de la obrera y del propio ayuntamiento.

Artículo 6º.- Es también facultad de la Comisiones GestOras Municipales en su gestión de las bolsas de empleo el control de las obras ejecutadas con la décima.

SL2.

Anuncios

CRONOLOGÍA…….VILLACARRILLO (IV)

DSC00431

ENTREGA IV.

A partir del 7 de mayo, el Gobierno Provisional de la nación, inicia la publicación de Decretos preparando la Reforma Agraria.

Así en Mayo:

Decreto de 8 de mayo de 1931; por el que se crean los “Jurados Mixtos  introduciendo en la agricultura comisiones  paritarias”.

Decreto del 19 de mayo de 1931, por el que se permiten los arrendamientos colectivos, dando personalidad a las asociaciones obreras campesinas para acometer dichas explotaciones agrarias comunitarias. (Arrendamientos colectivos)

En el aspecto de enseñanza, en Pleno ordinario 22 de Mayo 1931.- (Salvador Martínez)..- Se acuerda solicitar al Ministro de Instrucción Pública, sea convertido el Instituto Local de Segunda Enseñanza en Instituto Nacional de Segunda Enseñanza.

Ante la pasividad que viene mostrando el Alcalde Salvador Martínez, en el cumplimiento de los acuerdos de la corporación, se organiza una fuerte presión del resto de los concejales socialistas contra él; así, en el Pleno ordinario del 29 de Mayo de 1931, (presido por Salvador Martínez), los Concejales D. Joaquín Martínez Salido y D. Diego Marín González presentan la moción siguiente:

“Proposición incidental que presentan la minoría de la Agrupación al Servicio de la República”  y que someten a la consideración de la Corporación:

Primera.- Que se informe de los resultados de la inspección y fiscalización de la labor realizada por este Municipio por las Corporaciones anteriores.

Segunda.- Que se lleven a efecto con la mayor celeridad la realización de los acuerdos tomados en consideración por este Ayuntamiento.

Tercera.- ¿Se ha llevado a la práctica la confección del censo obrero con acuerdo a lo dispuesto por decreto del Ministerio de Trabajo?.

Cuarta.- Que se exponga en el vestíbulo del Ayuntamiento un cuadro indicador de las horas de servicio del personal afecto a las oficinas centrales.

Quinta.- Que se llame al dueño del Hotel San Francisco así como a D. Manuél Mora Cuevas, propietario de un café, para con respecto al primero, que destine su establecimiento a los fines propios del mismo, prohibiendo las reuniones que vienen celebrándose clandestinamente y que constituyen un peligro para nuestro régimen, y en relación al segundo, reserve en su establecimiento el derecho de admisión prohibiendo la entrada a todo elemento perturbador.

Sexta: ¿ Existen igualmente en la caja municipal la fianza de los rematantes de consumos que también se incautó este Ayuntamiento al advenimiento de la dictadura?.

El señor Martínez Salido pide que el Ayuntamiento acuerde la expulsión de los frailes de España; así se acuerda.

El día dos de junio, ante la recogida de la cosecha de cereal,  el Alcalde Salvador Martínez, cita a los propietarios al objeto de tratar sobre los jornales en las faenas de siega. Reunidos las comisiones de los patronos y obreros para resolver la cuestión de salario y condiciones de trabajo, la Comisión de Obreros presenta las siguientes bases:

1ª. La jornada de trabajo será de ocho horas, suprimiendo en absoluto los destajos y horas extraordinarias. Esta jornada estará comprendida entre las cuatro de la mañana y las ocho de la tarde, para las faenas de siega, acarreo y arranque de garbanzos.

2ª. En la jornada de trabajo anterior será incluido el tiempo que se invierta en el camino, sirviendo de base para medir las distancias la de 15 minutos por kilómetro recorrido, esto es, quince minutos por kilómetro recorrido en la ida y quince minutos para el regreso.

3ª. Los segadores y arrancadores de semillas como habas, yeros, y otras leguminosas anteriores a la siega de las cebadas, trigos y arranque de garbanzos, tendrán un jornal de 5 pesetas y cincuenta céntimos a secas.

4ª. Los segadores de trigos y cebadas percibirán de jornal ocho pesetas y cincuenta céntimos a secas. Siete pesetas y mantenidos, siendo de cuenta del patrono el sueldo del trabajador y la manutención de éste.

5ª. Los arrancadores de garbanzos percibirán de jornal cinco pesetas y mantenidos o seis cincuenta a seco.

6ª. Los muleros y carreteros durante la temporada de agosto percibirán respectivamente cinco y seis pesetas y mantenidos.

7ª. Los temporeros agosteros, percibirán de jornal, seis pesetas y cincuenta céntimos a seco ó cinco pesetas y mantenidos.

 Y previa deliberación, se aprueban las bases sexta y séptima, haciéndose constar que se contemple en ellas “de sol a sol” con los descansos correspondientes según usos y costumbres. Si después de la puesta de sol, siguieran trabajando, se les compensará con un descanso igual al número de horas que duró el trabajo.

A nivel nacional, por Decreto de 3 de junio se convocan elecciones generales para el 28 de junio y estableció que las cortes Constituyentes estarían compuestas por una sola Cámara elegida por sufragio universal exclusivamente masculino.

Pleno ordinario del 5 de Junio de 1931.- (Salvador Martínez).

Ante las acusaciones vertidas, el Aparejador, D. Pascual Navarrete Montañés, solicita la baja para realizar estudios profesionales, se le concede con carácter de renuncia al cargo.

Se presenta instancia del gremio de carpinteros para que se cumpla por los patronos la jornada legal de ocho horas de trabajo.

Tambien se acuerda dar un voto de confianza a la Comisión de Ornato y Obras Públicas para que estudie lo antes posible, un plan de obras en la población, alcantarillado, traída de aguas, revoco de fachadas y bajantes de canalones.

Sesión extraordinaria del día 10 de Junio de 1931.- (Salvador Martínez).

Siguiendo con el acoso al Alcalde por su tibia actuación, el primer Teniente de Alcalde, D. Diego Marín González manifiesta que pasa a ocuparse de la crisis del trabajo agrícola, llamando la atención de la Alcaldía por el malestar que dice existe en el pueblo por su actuación frente a la misma.

El Alcalde explica su actuación y manifiesta que, acepta  las críticas que se le imputan y que el Gobernador Civil indique otra persona más enérgica para que le releve del cargo.

Varios Concejales abundan en los criterios del Sr. Marín, criticando que algunos patronos han dejado de satisfacer los jornales devengados a los jornaleros, y que esta actitud hay que denunciarla al Juzgado de Instrucción.

El Alcalde manifiesta que por su gusto habría abandonado el cargo, y que si continúa, es porque aún no ha venido su jefe político y que lo está esperando de un día para otro.

Decreto del 12 de Junio de 1931, Sobre Seguridad Social a los trabajadores agrícolas.

*Este Decreto, y el del día 17 suponía  para los empresarios un incremento sustancioso en los gastos de la explotación agrícola y en responsabilidad.

Decreto de 17 de junio de 1931, sobre accidentes de trabajo en el campo, que extendía los beneficios de la Ley de Accidentes de Trabajo a la agricultura. Por primera vez se especificaba qué circunstancias podrían generar responsabilidad para el empresario agrícola en caso de accidente. De forma literal, la base 4ª, establecía los supuestos siguientes:.

1.- Los trabajos agrícolas o forestales, o sea los relativos al cultivo de la tierra en todas sus especies y el aprovechamiento de los bosques, hágase o no uso en dichos trabajos de máquinas movidas por fuerza distinta a la muscular.

2,- La cría, explotación y cuidado de animales.

3.- Los trabajos relativos a la explotación de la caza y los de pesca fluvial.

4.- Los trabajos auxiliares o que sirvan de medio para los trabajos agrícolas y forestales, cómo construcción de zanjas, acequias, saneamiento de terrenos, riegos, etc. a monos que por su importancia o por el carácter de los obreros estén comprendidos en la legislación general de accidentes.

5.- La elaboración, transformación, transporte y venta de productoa agrícolas, forestales, zoógenos, siempre que no constituyan industria separada o que sea aplicable la legislación general de accidentes.

6.- La guardería para todos los trabajos comprendidos en los números anteriores,

Sesión ordinaría del 19 de junio de 1931.- (Salvador Martínez)- Antonio Guerrero, José Mª Moreno, Diego González, Joaquín Martínez, José Moreno, Blas Martínez, Ramón Mora, Cristóbal Fernández, Juan Ballesteros y Pedro de la Torre.

Ante las críticas a la gestión del Concejal y Diputado Provincial Sr Guerrero Pastor, éste, renuncia a los cargos de miembro de las Comisiones de Hacienda y Ornato, y se acuerda no resolver la cuestión hasta que se celebre una sesión extraordinaria y con carácter secreto.

Se crea una comisión encargada de  para la continuación de la construcción del ferrocarril Baeza-Utiel, compuesta por Diego Marín,  Ramón  Mora y José Moreno.

Sesión extraordinaria del día 24 de junio de 1931.- (Salvador Martínez)

La mala cosecha de trigo de 1931 provocó que la tasa máxima (Precio máximo de venta del quintal métrico de trigo) no se cumpliera por la restricción de la oferta, a pesar de las disposiciones oficiales, ante este problema, se convoca una reunión para ver las existencias de harina de que se dispone,

Asisten los fabricantes de harinas, señores Campos y Puertas, y hacen presente que les queda harina para un solo día para hacer pan.

Se da cuenta de lo manifestado por el Gobernador Civil, que se procure sostener el precio del pan que rige en la actualidad, inspeccionando las fábricas para conocer sus existencias, para esta inspección se nombra una comisión presidida por el Alcalde, integrándola los Concejales, Antonio Guerrero y Cristóbal Fernández. En vista de la situación, se suspende la Sesión y se eleva consulta al Gobernador Civil para poder actuar.

Continúa la Sesión al día siguiente; y tras las órdenes recibidas del gobernador civil, la Presidencia expone el motivo de la reunión, relacionando lo actuado por la inspección llevada a efecto en las fábricas de harina, manifestando que en las mismas se encontraron 14 sacos de harina en la de Puertas, 10 en la de Rodríguez Campos y en la de Joaquín Martínez trescientos sesenta sacos.

Blas Martínez, interesa se cumpla la indicación del Gobernador, que ha indicado que se vaya consumiendo la harina existente en las fábricas, para mantener el precio del pan.

Ante este acuerdo, Antonio Martínez, en representación de la Sociedad de Patronos “La Defensa Colectiva”, dirige al Alcalde el siguiente escrito:

Que dado el precio a que se cotizan hoy las harinas panaderas de setenta y una pesetas el quintal métrico, estamos pagando cinco pesetas más que marca la tasa, por lo que aún no siendo suficiente remunerador, le rogamos nos autorice el vender el pan a sesenta t cinco céntimos de peseta, debiendo advertirle de que de no acceder a nuestra razonada petición, con sentimiento nuestro, nos vemos abocados a una huelga. Poniendo como es natural a su disposición los hornos y personal que utilizamos en la actualidad y acatando con respeto lo ordenado por usted, y con el consiguiente perjuicio para nuestros intereses, venderemos al precio de 63 céntimos, hasta el día del paro que tendrá lugar el día 9.

Finalmente se llega al acuerdo con el Alcalde de que se mantenga el precio del pan a 50 céntimos el kilo hasta el día 29, y a partir de ese día, se eleve 5 céntimos. Así se acuerda.

Sesión del día 27 de Junio de 1931.- Salvador Martínez.

En el caso de la dimisión de sus cargos del Concejal Sr Guerrero,  y ante la proximidad de celebración de elecciones generales, se da cuenta de un telegrama del Gobernador Civil en que hace presente que, estando en periodo electoral no se puede presentar ni admitir dimisiones de Concejales ni cargo alguno, hasta pasado el escrutinio general.

Finalmente, el 28 de junio de 1931, tuvieron lugar las elecciones a Cortes Constituyentes en un ambiente de relativa tranquilidad. Las urnas dieron una clara mayoría de la coalición republicano-socialista.

SL2.

CRONOLOGÍA….DE VILLACARRILLO (III)

100_1702

El día 30 de abril, los representantes del grupo Monárquico- Liberal, (derechas), deja de participar en el Ayuntamiento, no asistiendo a los Plenos dado el rumbo que iba tomando la política nacional y municipal.

Por presuntas irregularidades con motivo del acta levantada pera la entrega de la Caja Municipal el día de la proclamación de la República, se suspende de empleo y sueldo a la véz que se le incoa expediente de destitución al interventor de fondos D. Alejandro Sanz López, aprobándose por unanimidad, delegando la instrucción del expediente en el primer teniente de alcalde D. Diego Marín González, auxiliado por el oficial mayor D. Pedro Morillo López.

Formuladas  varias quejas contra el Oficial de la Secretría, D. Francisco de la Torre Martínez, se ecuerda la suspensión de empleo y sueldo y la instrucción de expediente, con el voto en contra de su pariente el Concejal D. Pedro de la Torre y Torre.

Tambien se acordó investigar la falta de cudal de agua que abastece la fuente de San Luis, conocida como fuente del “Botón”[1].

Para paliar la crisis obrera, el Alcalde tras reunión con el Gobernador, da cuenta de las instrucciones que aquel le ha dado y que son las siguientes:

Reparto de obreros o confección de un presupuesto extraordinário y mientras se tramita éste, los propietarios adelantarían cantidades a cuenta de la cuota que en dicho reparto pueda corresponderles.

Se acuerda citar a los patronos a una reunión y que estos elijan entre las dos proposiciones.

Acta de la reunión:

En la ciudad de Villacarrillo siendo las diecinueve horas del día 3 de mayo de 1931, se reunieronen el salón de actos de esta Casa Consistorial la mayoría de los propietarios convocados al objeto de darles cuenta de las proposiciones del Gobernador Civil, relativas a resolver el paro de obreros de esta vecindad presididos por el Alcalde.

Que son:

  1. Reparto de los obreros a los distintos patronos, sirviendo como base el número de cuerdas de tierra de cultivo que cada uno posea.
  2. Confecciçon de un presupuesto extraordinário por el Ayuntamiento, para la ejecución de obras públicas de carácter municipal allegando los ingresos por un rerto de utilidades según las prescripciones vigentes, pero comprometiéndose los patronos a adelantar las cantidades necesarias en el término de venticuatro horas para poder ejecutar los referidos trabajos y dar ocupación a los obreros en paro forzoso, teniendo entendido que las cantidades que adelanten se deduciran en su día de las cuotas que en el repato les correspòndan, a cuyo efecto con fecha de mañana se empezará la tramitación de dicho presupuesto extraordinário.
  3. Así mismo, recomienda el Gobernador, que se cita a los contribuyentes y entre las dos proposiciones elijan la que estimen más conveniente y beneficiosa al fín que se persigue que no es otro que resolver la crisis tan aguda de trabajo por la que atraviesa la ciudad en los actuales momentos.

Igualmente nombraran una comisión integrada por tres patronos y tres obreros, que presidida por el Alcalde, determine el jornal que han de percibir los obreros en la actualidad y segggún los distintos trabajos a que los dediquen.

Invitandose manifiesten los propietarios cual de las dos opciones aceptan.

Hace uso de la palabra D. Luis Poblaciones para manifestar que es igual cualquiera de las dos opciones y que de antemano acepta cuanto se acuerde en este sentido. Hace un pequeño estudio de este asunto y estima qque es mejor la segunda, por creer muy imperfecto el sistema de reparto de obreros.

  1. Melchor Fernández ruega se le manifieste si se ha finalizado el trabajo de examinar las fincas que están sin labrar, contestándose que está finalizando. Tambien dice el Sr Fernández, que es partidario del reparto de obreros pero teniendo siempre presente para que sufran recargo que legalmenet les corresponda a cuantos señores tengan sin labrar todas o parte de sus fincas.
  2. Andrés Pastor pregunta cual ha sido la inversión dada a las 750.000 pesetas libradas por el Estado para esta provincia; abundando con cuanto ha manifestado el sr Fernández y también encarece se tengan en cuenta las fincas que se hallen bien labradas y las que no lo estén, pués le consta que un Sr de aquí, aún no ha realizado las labores de cava.

Que nos correspondió a Vllº,  El Alcalde a la pregunta del Sr Pastor, dice que las pesetas libradas por el Estado,  se invirteron en obras públicas, y que sin comprender nada a este término, lo más próximo a él, es el arreglo de los Km del 191 al 200, con lo cual no se soluciona nada la crisis.

  1. Joaquín Martínez Salido, apya lo dicho por el sr Pastor.
  2. Luís Poblaciones manifiesta que por su parte está dispuesto a sacrificarse en lo necesario y acepta lo que se acuerde.
  3. Manuel Soto dice que todas las fincas han de estar igualeas. Y para ello se obligue a labrarlas al que no lo haya hecho, y una véz todos en igualdad, proceder a un reparto de obreros justo.
  4. Ramón Mora Lozano, dice que ante todo, se lleve a la práctica el reparto de obreros objeto de la reunión.

Por último el Alcalde pregunta si hay conformidad con el reparto de obreros, aprobándose esta proposición y se acuerda que las personas que representen a los patonos sean los siguientes; D. Luis Poblaciones Nieto, D. Leopoldo Mora Marmol y D. Diego González Marmol.

Y por parte de los obreros; D. Alfonso Goméz Muñoz, D. José Román Mora y D. Francisco Ramírez Martínez.

En el Gobierno Provisional instaurado el 14 de Abril de 1931, el Partido Socialista  estaba representado por tres Ministerios, Indalecio Prieto (Hacienda), Fernando de los Ríos (Justicia) y Francisco Largo Caballero (Trabajo); teniendo el Partido socialista en sus manos los ministerios clave para las reformas sociales del programa de gobierno.

Hasta la promulgación de la Ley de Reforma Agraria, el gobierno va elaborando una serie de Decretos preparatorios a la citada Ley; que son los siguientes:

Decreto del 28 de Abril de 1931,  Promulgado por el Ministro de Trabajo  (Largo Caballero); mediante este decreto:

  • Se prohibía a los propietarios de tierras que echaran a los campesinos que arrendaban las tierras.

Con respecto a las tierras arrendadas, los propietarios que las tenían, pretenden recogerlas ya que temían  que la Reforma Agrária les dejara sin ellas; ante esto, el día 29 de abril de 1931, se promulga un nuevo Decreto;  Con el que  se evitaba la expulsión de tierras arrendadas, cuya renta no excediera de 1.500 pesetas anuales, a menos que se tratara de deudas pendientes de pago. De esta manera se evitaba la cancelación masiva de contratos de arrendamiento por parte de los propietarios.

A los arrendatarios que abandonaran voluntariamente  sus tierras, se les dio el derecho de exigir el pago de cualquier mejora necesaria que hubieran realizado en ellas.

Se aplicaba también a los jornaleros las jornadas de 8 horas ya conseguidas por los obreros industriales.

 

Para obligar a los propietarios a dar trabajo e los braceros, el Gobierno publica el  Decreto el 7 de mayo de 1931, sobre  laboreo forzoso: Este decreto determinaba que la tierra que no fuera cultivada como de costumbre, fuera obligatoriamente trabajada por cuenta del propietario.

Para dirimir las cuestiones suscitadas en aplicación de los anteriores decretos, mediante el  

 Decreto del 7 de mayo de 1931,  “se crean los Jurados Mixtos  introduciendo en la agricultura comisiones  paritarias”.

Según su composición, había tres clases:

  1. a) Jurados Mixtos del Trabajo Rural, constituidos por patronos y Sociedades

Obreras   para reglamentar las condiciones del trabajo agrícola.

  1. b) Jurados Mixtos de la Propiedad Rústica, compuestos por los representantes

de  asociaciones, tanto de propietarios de tierras, como de arrendatarios, para reglamentar las relaciones entre estos dos grupos.

  1. c) Jurados Mixtos de la Producción y las Industrias Agrarias, estos jurados se dieron en zonas industriales y capitales de provincia; por lo tanto, nada tienen que ver en el caso que nos atañe.

Como continuación de la reunión de día anterior 3 de mayo, el 4 de mayo de 1931, se reúnen en la Casa Consistorial bajo la presidencia del Alcalde, a los representantes de los agricultores y los de los obreros, para determinar el jornal que han de percibir los trabajadores según la distinta labor que practiquen; después de distintas intervenciones, se acuerda los siguientes:

Cava de pies de olivas                               4 pesetas

Cava a tajo parejo                                               4,50 ptas

En cualquiera de estas labores, cuando el obrero pernocte fuera de la localidad, el patrono vendrá en la obligación de dar manutención, abonando los jornales menos 50 ctm en cada uno de los jornales.

Pleno del 8 de Mayo de 1931, presidido por D. Salvador Martínez Salido, se da cuenta del Decreto del Ministerio de Economía Nacional,  Decreto del 7 de mayo de 1931[2], determinando que la tierra que no fuera cultivada como de costumbre, fuera obligatóriamente trabajada por cuenta del propietario.

Con esta medida se evitaba que los propietarios sabotearan la reforma agraria dejando de cultivar las tierras, al contrario se obligaba así incrementar el cultivo.

Para llevar a cabo este decreto, se acuerda que la Comisión Municipal de Policía Rural la integren los Concejales, Diego Marín González, Diego González Marmol, José Moreno Hueso y Blás Martínez de la Torre.

La Policía Rural, era la encargada de informar a la Comisión Municipal la situación de las fincas y vigilar el cumplimiento de las órdenes que emanaban de la mísmas.

Para evitar el despido de obreros, el concejal Ramón Mora, solicita que se sancione a los patronos que despidan a los mismos.

Dada la complejidad que suponía llevar a cabo estas tareas de vigilancia y protestas de patronos, en el Pleno ordinario 15 de Mayo 1931, presidido por D. Salvador Martínez y de acuerdo con el Decreto sobre crisis obrera del campo, se crea el Negociado del Trabajo. 

El concejal D. Cristóbal Fernández, propone que se llame la atención a aquellos vecinos que el pasado día 1 de mayo, pusieron colgaduras con banderas del anterior régimen y el concejal D. Ramón Mora solicita que se sancione a los patronos que despidan a los obreros.

[1] El informe de la investigación dice: Personados en la calle Méndez Núñez, hay un pozo de registro propiedad particular, (omito el nombre), en el se observan indicios de haber sido aprovechada el agua, evitando fuera toda ella a la fuente.

[2] Decreto del 7 de mayo de 1931,  “se crean los Jurados Mixtos  introduciendo en la agricultura comisiones  paritarias”.

Según su composición, había tres clases:

  1. a) Jurados Mixtos del Trabajo Rural, constituidos por patronos y Sociedades

Obreras   para reglamentar las condiciones del trabajo agrícola.

  1. b) Jurados Mixtos de la Propiedad Rústica, compuestos por los representantes

de  asociaciones, tanto de propietarios de tierras, como de arrendatarios, para reglamentar las relaciones entre estos dos grupos.

  1. c) Jurados Mixtos de la Producción y las Industrias Agrarias, estos jurados se dieron en zonas industriales y capitales de provincia; por lo tanto, nada tienen que ver en el caso que nos atañe.

Las tareas principales de los Jurados mixtos eran el control del cumplimiento de las leyes laborales, la negociación de las condiciones de trabajo de salarios, y de las condiciones de arrendamiento así como de la mediación en casos conflictivos.

Las infracciones contra decisiones tomadas por el Jurado mixto podían traer consigo multas de hasta 1.000 pesetas; pero también había la posibilidad  de entablar recurso contra decisiones tomadas por el Jurado Mixto, dirigiéndose al Ministerio de Trabajo.

SL2.

 

 

 

 

CRONOLOGÍA DE LA GUERRA CIVIL ENVILLACARRILLO II

100_1441

En febrero de 1931 el rey Alfonso XIII ponía fin a la “dictablanda” del General Berenguer y nombra nuevo Presidente al almirante Juan Bautista Aznar, que propuso un nuevo calendario electoral: se celebrarían primero elecciones municipales el domingo 12 de abril, y después, elecciones a Cortes que tendrían el carácter de Constituyentes, por lo que estas, podrían proceder a la revisión de las facultades de los Poderes del Estado y la precisa delimitación del área de cada uno (es decir, reducir las prerrogativas de la Corona)  a la vez de dar una adecuada solución al problema de Cataluña[1].

Ante la convocatoria de elecciones municipales;  por orden telegráfica del Sr. Gobernador, en el Pleno del  5 de febrero de 1931, se cesa a D. José Poblaciones como Alcalde de la Corporación; siendo su último acto, la concesión de hijo adoptivo al abogado D. José  Illana Samaniego; por la exitosa intervención en el pléito de separación de las Villas Mancomunadas.

Continuando la sesión para la elección de Alcalde, y tras votación secreta, es elegido D. Andrés Pastor Orozco; en este acto el concejal liberal, D. Geraldo Pastor Orozco, (hermano del Alcalde elegido), agradece al Sr. Poblaciones, su gestión al frente del Ayuntamiento y solicita para él la medalla de oro de la ciudad, aprobándose dicha propuesta.

El día 11 de marzo se procede a la designaciónde vocales natos para el Repartimiento General de Utilidades[2], se acuerda los siguientes señores:

Por la Parte Real:

  1. Carlos Garcís de Zúñiga, por mayor contribuyente de rústica residente en la ciudad.
  2. Manuel Soto Roman, por mayor contribuyente de urbana residente en la ciudad.
  3. Luis Pedro Marín Bueno, por mayor contribuyente de rústica no residente.

Sociedad Eléctrica “El Duende, por mayor contribuyente por industria.

Por el Sindicato Agrícola, el que proponga el mismo.

Por Parte Personal.

Parroquia de Villacarrillo:

Señor Cura Párroco.

  1. António Gallego Fernández, por rçustica.
  2. José Prllón Villavicencio, por urbana.
  3. Ildefonso Puertas Robles, por industria.

Parroquia de Mogón:

Señor Cura Párroco.

  1. Antonio Lara Fernandez, por rustica.
  2. José María Punzano Martínez, por urbana.
  3. Francisco Molina Castillo, por industria.

Parroquia de Herrera.

Señor Cura Párroco

  1. Joquín Pellón Velasco, por rustica.
  2. Pablo Quevedo Pulido, por urbana.

A los efectos de las próximas elecciones municipales del 12 de abril, con el fin de enviar a la Sección Provincial de Estadística de Jaén el censo de población, se comunica que la población de Villacarrillo es de 15.596 habitantes, y por tanto,  en aplicación del artículo 35 de la Ley Municipal de 1.877, corresponden a este municipio, un Alcalde, cuatro Tenientes de Alcalde y quince Concejales.

En el aspecto de representación electoral, el término de Villacarrillo estaba dividido en cuatro distritos, se acuerda que la elección de concejales se elija de la forma siguiente, cinco concejales por cada uno de los distritos 1º y 2º; seis por el distrito 3º y cuatro concejales por el distrito 4º.

El lunes 23 de marzo quedaron restablecidas las garantías constitucionales; se suprimió la censura y se reconoció la plena libertad de reunión y asociación, lo que dio lugar a gran número de reuniones políticas y mítines electorales a la vez que el ambiente de enfrentamiento iba creciendo entre los dos grandes frentes, el Republicano-Socialista y el Monarquico-Liberal.

 Ante unos pocos propietarios que abarcaban el 70% de la riqueza agrícola y una población de braceros analfabeta sumida en una gran  miseria,  exacerba justamente a los braceros del campo,  que reivindican la Revolución para poder comer.

 El dato de que en la Beneficencia Municipal, había  1.340 familias, nos da idea de que la situación social y económica constituía un polvorín a punto de estallar.

 La derecha estaba agupada por distintas formaciones, que se reunía en casinos o círculos sociales; asi estaban, “Circulo Unión Clase Media”, “Circulo Mercantil”, “Circulo Agrário” y “Circulo Instructivo Tradicionalista”;  mientras la  izquierda estaba agrupada por los distintos grémios sindicales  agrupados en UGT, reuniéndose en la Casa del Pueblo, ( Sociedad de Trabajadores del Campo “La Blusa”, Sociedad de trabajadores albañiles “El Porvenir”, Sociedad de Trabajadores del Pan “Artes Blancas”, Sociedad de trabajadores del Transporte, Gremio de Carpinteros, Partido Socialista, Juventudes Socialistas y Agrupación Socialista Femenina); y “El Radio Comunista”, (furtemente implantado en Mogón), la CNT existia aunque no estaba inscrito en el Registro de Asociaciones y tenia poca implantación.

En el aspecto propagandista, los Carlistas, representados por los hermanos Fernando y Manuel Benavides Garcia de Zúñiga, publicaban desde 1925 la revista semanal  “Patria”, que después vendieron, acabando en manos de Vicente Céspede. Ésta se imprimía en Villanueva del Arzobispo y a mediados de 1932 en la imprenta de Diego Céspedes Simón, sita en la calle Francisco Corencia 15 y por las izquierdas “El Socialista” fundado en Madrid por Pablo Iglesias.

Celebradas en Villacarrilo las elecciones municipales, gana las mismas el Grupo Republicano -Socialista. que estaba formado por Partido Socialista, Acción Republicana, Partido Republicano Radical Socialista e Izquierda Republicana; después se uniría Unión Republicana,  de la que hablaremos en su momento), fundada por Joaquín Martínez Salido en julio de 1936. 

El día 15 de abril de 1931, se recibe un telegrama del Gobierno Civil que dice:

“Sirvase convocar o todos los Concejales elegidos el día 12, proclamados el día 16, conforme a la ley municipal de 1877, para que se constituya ese Ayuntamiento, y comience su normal funcionamiento con arreglo a dicha Ley, dándome cuenta del cumplimiento de esta orden”.

Constitución del nuevo Ayuntamiento[3].

El día 17 de Abril de 1931, en sesión extraordinaria bajo la presidencia del Alcalde Republicano D. Salvador Martínez Fernández, se dá lectura por el Secretario a la copia del acta notarial levantada el día quince de los corrientes al ser entregada la jurisdicción a la Junta Provisional de la República, con arreglo a las instrucciones recibidas del Gobierno Provisional de la Nación y cuya copia dice:

“Numero seiscientos tres = En la ciudad de Villacarrillo el día quince de Abril de mil novecientos treinta y uno, Don Hipólito Rodriguez Esteban, Abogado, Notario del Ilustre Colegio de Granada, con residencia en Villacarrillo; Doy fé:= Primero: De que he sido requerido especialmente para este acto por  D. Domingo de la Torre Moya, mayor de edad, soltero, Médico, vecino de Villacarrillo, cuya cédula personal me ha exhibido y le he devuelto. = Segundo: De que como consecuencia del anterior requerimiento, y acompañado del requiriente, me he constituido en la sala Capitular del Ayuntamiento de esta Ciudad, con objeto de hacer constar la transmisión de la jurisdicción y de todo lo demás referente al gobierno de este municipio por el representante del Ayuntamiento que estaba constituido al ser proclamada la República a la Junta Provisional que se había constituido con arreglo a las instrucciones recibidas del Gobierno Provisional de la Nación.= Tercero: De que la Junta Provisional de este municipio la constituyen los señores siguiente: D. Salvador Matínez fernandez,  D. Diego Marín González, D. Antonio Guerrero Pastor, D. Jose Maria Moreno Hueso, D. Diego González Marmol, D. Ramón Mora Lozano, D. Joaquín Martínez Salido, D. Blas Martínez de la Torre, D. Cristobal Fernandez Moya, D. José Moreno Marín, D. Juan Ballesteros Garvín, D. Pedro de la Torre y Torre y D. Lorenzo Munuera Bustos.= Cuarto: De que en armonía con las instrucciones recibidas de señor Gobernador Civil de la República en la provincia de Jaén, los señores que componen la Junta Provisional han elegido para desempeñar los cargos del Ayuntamiento a los siguiente: D. Salvador Martínez Fernández ha sido elegido Alcalde Presidente del Ayuntamiento; D. Diego Marín González ha sido elegido primer Teniente de Alcalde; D. Antonio Guerrero Pastor ha sido elegido segundo teniente de Alcalde; D. José Mª Moreno Hueso ha sido elegido tercer teniente de Alcalde; y D. Diego González Marmol ha sido elegido cuarto teniente de Alcalde; quedando todos los demás señores que componen la Junta Provisional, como miembros de la misma.= Quinto: De que D. Vicente Poblaciones Nieto, primer Teniente de Alcalde en funciones de Alcalde por delegación de quien ocupaba el cargo al ser proclamada la República, me hace entrga de un telefonema redactado en tres hojas impresas de las que usa habitualmente la Compañía Telefónica Nacional de España, siendo la parte manuscrita de dicho telefonema como va copiada a continuación: De Jaén para Villacarrillo nº 59, palabras 116, fecha de 14 de Abril de 1931 = Hora 21-25, hora recep, 22.58 = Sr. D. Gobernador Civil de la República a Alcalde = Sirvase inmediatamente hacer entrega de ese Ayuntamiento a Comisión formada por Concejales Republicanos y Socialistas elegidos el día 12 con todas las garantías necesarias, encargando a dicha Comisión dicte las oportunas órdenes para mantener a todo trance el orden público y garantizar el respeto a las personas y a la propiedad, requiriendo si fuera preciso el auxilio del Comandante del Puesto de la Guardia Civil, dándome cuenta de cuantas novedades ocurran caso de que no hubiera Concejales Republicanos o Socialistas, esa Alcaldía continuará al mando del Ayuntamiento, acatando bajo su más estrecha responsabilidad la autoridad de este Gobierno Civil. Viva la República.= Sexto: De que como consecuencia de todo lo que  antecede, D. Vicente Poblaciones Nieto, como Alcalde en funciones del Ayuntamiento de esta Ciudad, que estaba constituido al ser proclamada la República, hace entrega en este acto a D. Salvador Martínez Fernandez, como Alcalde nombrado por la Junta Provisional Republicana de este Ayuntamiento, del bastón de mando distintivo del cargo de Alcalde del Ayuntamiento, transmitiéndole desde este momento la jurisdicción propia de dicho cargo.= Septimo: de que por ser muy avanzada la hora en que se está trasmitiendo del Alcalde saliente al entrante la jurisdicción y el gobierno del Ayuntamiento de esta ciudad, ya que son las dos horas y cuarenta minutos del día de la fecha, se aplaza la práctica del arqueo y la extensión del acta correspondiente así como la entrega de la llave que corresponde al Alcalde de las tres que tiene el arca de los fondos hasta últimas horas de la mañana de hoy.= Y para hacerlo constar se ha extendido este acta que firman  el requiriente, D. Vicente Poblaciones Nieto, todos los señores que constituyen la junta provisional Republicana de este Ayuntamiento, el señor Secretário del mismo, el señor capitán de la Guardia Civil, y los testigos D.Juan Gutierrez Pérez, D. Rogelio León Rojas, D. Alberto Rodriguez Robles, D. Jesús Jiménez Rayo y D. Miguel Herreros Salas, después de haberla leído en alta voz y de advertir a todos el derecho que tienen por sí.= De todo lo cuál así como de que este instrumento público va extendido en dos pliegos de papel timbrado de clase octava, serie B, números cuatro millones cuatrocientos venticuatromil quinientos cinco y siguiente en orden, yo, el Notário, doy fé.= Villacarrillo a diez y siete de Abril de mil novecientos treinta y uno.”

Dado lo avanzado de la hora, se acuerda reanudar el Pleno el día 18 de Abril de 1931, a las 13,30 horas; presidido por Salvador Martínez Fernández, al objeto de proceder a la constitución del Ayuntamiento con arreglo a la Ley Municipal de 1877. La Presidencia hace constar que en cumplimiento de las órdenes del Gobernador Civil de la República, oportunamente se constituyeron los Concejales Republicano-Socialistas, elegidos el pasado día 12, proclandose con toda solemnidad y entusiasmo aquella, con el asesoramiento del Comité Republicano-Socialista y asistencia del Capitan de la Guardia Civil.

Seguidamente se dá lectura al telefonema en que el Gobernador ordena al Alcalde de la ciudad, entregaría el mando, así como el apartado cuarto del acta notarial otorgada por el notário de esta ciudad D. Hipólito Rodríguez Esteban, del acto de transmisión de jurisdicción, en que se hacen las designaciones de Alcalde y Tenientes del mismo, ratificando los nombramientos y la posesión de los Concejales Republicano-Socialistas.

A continuación son posesionados de sus cargos de Concejal a los miembros del grupo Monárquico-Liberal,  D. Luís Poblaciones Nieto, D. Luís Climent Villaescusa, D. Andrés Pastor Orozco y D. Manuel Maza Pellón, dejando de hacerlo D. José Rodero Mataran por no haberse personado, y se procede a resolver los empates de los Concejales proclamados, resultando elegidos, D. Diego Marín González, D. José Poblaciones Nieto, D. Pedro Coronado Díaz y D. Justo Marmol Martínez que no se halla presente; quedando integrado en Ayuntamiento con los señores siguientes:

  1. Blas Martínez de la Torre, con 397 votos.
  2. Ramón Mora Lozano, con 396 votos.
  3. Joaquín Martínez Salido, con 396 votos.

    4. Luis poblaciones Nieto, con 355 votos.

      5.Luis Climent Villaescusa, con 338 votos.

 Algunos entendieron que las elecciones del 12 de abríl de 1931, eran un plebiscito sobre la Monarquía.

Según los resultados electorales que van llegando al Ministerio de la Gobernación, en la Puerta del Sol de Madrid, las candidaturas republicano-socialistas ganan en 41 de las 50 capitales de provincia, aunque en las zonas rurales son los monárquicos los que triunfan, porque el viejo caciquismo seguía funcionando, de ahí que en total hubiera más concejales monárquicos que republicanos. Pero estaba claro que allí donde el voto había sido libre la victoria había sido para los partidarios de la República. Era la primera vez en la historia de España que un gobierno era derrotado en unas elecciones.

Este triunfo de las candidaturas republicanas en las grandes ciudades precipitó el 14 de Abril de 1931 que el Almirante Aznar presentara su dimisión y el rey Alfonso XIII constatara su falta de apoyo popular en las ciudades e inició contactos con Niceto Alcalá-Zamora para obtener seguridad sobre su vida, pero Alcalá-Zamora que había obtenido el apoyo del General Sanjurjo, (director de la Guardia Civil) y del Ejerciro, le exigió del Rey, que abandonara el país. Tal exigencia fue repetida por el Comité Revolucionário que se iba a convertir en Gobierno Provisional.

La amplitud del movimiento popular llevó a que el rey Alfonso XIII aislado y sin apoyos, marchó al exilio la noche misma del 14 de abril.

Inmediatamente a nivel nacional, se formó un Gobierno Provisional presidido por Niceto Alcalá Zamora y formado por republicanos de izquierda y derecha, socialistas y nacionalistas. El gobierno debía dirigir el país hasta que unas nuevas Cortes Constituyentes dieran forma al nuevo régimen.

No obstante, el nuevo gobierno tuvo que responder desde un principio al ansia general de reformas.

Adoptó las primeras medidas para la reforma agrária, inició reformas laborales, emprendió la reforma militar, aprobó legislación educativa y puso en marcha el Estatuto Provisional de Autonomía de Cataluña.

El ambiente social, sin embargo, se encrespó inmediatamente. A la vez que la CNT, anarquista, promovía una amplia campaña de huelgas, los enfrentamientos entre la Iglesia y el nuevo Gobierno fueron inmediatos.

El sector más conservador de la Iglesia, encabezado por el Cardenal Segura, puso todo tipo de trabas al nuevo ejecutivo. El viejo anticlericalismo afloró de nuevo y en mayo de 1931 diversas iglesias y conventos de Madrid fueron asaltados y quemados. La opinión pública católica se alejó desde un primer momento del nuevo régimen republicano.

En el Pleno Municipal del día 24 de abril, el Ayuntamiento queda constituido definitivamente por los siguientes señores:

Alcalde D. Salvador Martínez Salido, D. Diego Marín González, D. Antonio Guerrero, D. José María Moreno, D. Diego González, D. José Moreno, D. Pedro de la Torre y Torre, D. Blas Martínez de la Torre, D. Cristobal Fernández, D. Ramón Mora,Juan Ballesteros, D. Joaquín Martínez Salido, D. Luis Poblaciones Nieto, D. Luis Climent Villaescusa, D. Andrés Pastor Orozco, D. Pedro Coronado, D. Manuel Maza Pellón, D. José Poblaciones Nieto, D. Justo Marmol y D. José Rodero Mataran (que no toma posesión).

De conformidad con el art. 60 de la Ley Municipal, se crean cuatro comisiones, integradas por tres concejale cada una;

Hacienda, D. Diego Marín González, D. António Guerrero Pastor y D. Ramón Mora Lozano.

Ornato, obras públicas y cementério, D. António Guerrero Pastor, D. Juan Ballesteros Garvín y D. Pedro de la Torre y Torre.

Abastos, D. José María Moreno Hueso, D. Diego González Marmol y D. José Moreno Marín.

Para beneficiencía, D. Diego González Marmol, D. Blás Martínez de la Torre y D. Cristobal Fernández Moya.

En este Pleno presenta su dimisión el Oficial Mayor de Secretaría D. Diego Cespedes Simón[4], siedole admitida, propiendose para el cargo que deja vacante al Jefe de Negociado de primera clase D. Pedro Morillo Morillo López.

Dado el gran paro y previendo que se cumplan las expectativas de la ansiada Reforma Agrária que está por venir, los concejales socialistas inician una intensa labor de vigilancia y control de los propietarios, y presentan a la Alcaldía la siguiente proposición:

1º.- Que por los guardas de campo, se confeccione un padrón de fincas rústicas en que su cultivo sea deficiente, con la indicación de la clase de cultivo.

2º.- Interesar del Gobierno medios para conjurar la crisis obrera local, por existir un paro forzoso la mayor parte de la población obrera agrícola.

3º Que se interese por la rápida distribución de las 750.000 pesetas que la prensa ha dicho se destinaran a la crisis de trebajo en la provincia de Jaén.

Por otros concejales se solicita que se publique el estado de la caja municipal y que se retire la corona real del escudo de la ciudad.

Como vemos, el ambiente de enfrentamiento entre los dos bandos, empieza a “calentarse” y ya en el Pleno siguiente del día 30 de abril de 1931, dejan de asistir los concejales liberales.

Efectívamente; ya que el Decreto del 28 de Abril de 1931; elevado a Ley de 9 de septiembre, (establecia que en los trabajos agrícolas, los patronos estaban obligados a emplear preferentemente a vecinos del municipio; mas adelante, la Ley de 28 de mayo de 1934, permitió contratar braceros forasteros, pero con jornales no inferiores a los establecidos por los organismos de trabajo o pactos colectivos para los locales; y el Decreto de 29 de abril de 1931, prohibiendo los desahucios de fincas rústicas en arrendamiento con renta inferior a 1.500 pesetas), originan  gran tensión entre los dos bandos “izquierdas” y derechas”.

[1]El 14 de abril de 1931 se produce el segundo intento de independencia de Catalunia, (el primero fue en 1873 mediante una declaración federalista republicana llevada a cabo por José García Viñas y Paul Brousse), Francesc Maciá, tan solo una hora después de que Lluís Companys saliera al balcón del Ayuntamiento de Barcelona para proclamar la Segunda República, Maciá aparecía por sorpresa en el mismo lugar, “manifestando que, en nombre del pueblo de Cataluña, se hacia cargo del Gobierno catalán y no saldría de allí más que muerto”. (hemeroteca de ABC).

SL2.

 

[2] Repartimiento general de utilidades (1840-1945).- El art. 94 de la Ley de Ayuntamientos de 1840, establecía la posibilidad de que los municipios acudieran al repartimiento vecinal para hacer frente a sus gastos. La determinación de la utilidad imponible se hacía por los propios contribuyentes reunidos por secciones. Sus relaciones eran comprobadas  por peritos y miembros del Ayuntamientoo, resolviendo las reclamaciones presentadas. El cargo de recaudador  de utilidades, lo sacaba a subasta por el Ayuntamiento.

[3] Libro de actas.

[4]D. Diego Céspedes Simón, había sido ex director de las revistas monárquicas  “Renovación” y “El Defensor de Villacarrillo”; así como de “La Voz del Pueblo”, de ideología fascista,  presentó su dimisión en el Ayuntamiento, por presiones de Domingo de la Torre Moya.

CRONOLOGÍA DE LA GUERRA CIVIL EN VILLACARRILLO I

 

100_9459

 

  

PRÓLOGO

     Desde hace tiempo, vengo investigando sobre los hechos luctuosos de la pasada guerra civil en nuestro pueblo; y creo llegada la hora de  ir dando a conocer poco a poco los hechos acaecidos en él.

Estos relatos no tienen más valor que el histórico sin intencionalidad política, por lo que pido perdón de ente mano si alguien se puede dar por afectado; si así fuera o al menor atisbo de ello,  abandonaré su publicación.

  INTRODUCCIÓN

La Segunda República es uno de los momentos clave de la historia contemporánea española. El proyecto de democratización y modernización que se abre en 1931, y que tantas esperanzas despertó en amplias capas de la población española, concluyó con una cruenta guerra civil. El debate sobre las razones de ese fracaso histórico sigue siendo uno de los elementos clave de la historia española.

CAPITULO I.-AÑO 1930

Presentada la dimisión de Primo de Rivera el día 28 de enero de 1930 como jefe del Gobierno y  Aceptada por Alfonso XIII, este encargó de formar nuevo Gobierno a don Dámaso Berenguer, comandante general de Alabarderos y jefe de su Casa Militar.

Así acabó el período llamado Dictadura de Primo de Rivera, iniciándose otro de gran incertidumbre, denominado por el pueblo como “dictablanda”.

Berenguer, pretendía cimentar su labor de gobierno en una vuelta a la normalidad constitucional imperante con anterioridad al golpe militar de Primo de Rivera del 13 de septiembre de 1923.

Evidentemente, la nueva situación implicaba la revitalización del aparato político y electoral caciquil hasta el momento vigente.

Tras un corto periodo de tiempo, el nuevo régimen promulgó un Real Decreto, el 15 de febrero de 1930, en el que se regulaba la futura renovación de los órganos de gobierno local y provincial. De esta forma, tanto los ayuntamientos como las diputaciones provinciales se hicieron partícipes del proyecto de transición hacia la normalidad constitucional de 1876 y, una vez conseguida dicha normalidad, se defendía la posibilidad de convocar unas Cortes Constituyentes que aclararan el panorama político nacional.

“Mucho antes de que la Dictadura de Primo de Rivera diera al traste con los restos de la Constitución de 1876, el país entendió que debió ser modificada en la forma demandada por los nuevos tiempos; era necesario afrontar la envejecida ley fundamental del Estado,  adaptándola a las exigencias del momento”.

Restablecida la Constitución o a punto de restablecerse, hay que ir rectamente, sin vacilaciones y con toda urgencia a su revisión.

La opinión nacional reclama que se convoquen las primeras Cortes con carácter Constituyente.

Esta propuesta de volver a la Constitución de 1876, era bien vista por los elementos caciquiles que habían venido gobernando hasta la dictadura de Primo de Ribera el 13 de septiembre, y pronto se dispusieron a vorver “los viejos políticos”.

El retroceso estaba más que meditado: Ayuntamientos y Diputaciones Provinciales serían los órganos de gobierno que primero se verían afectados por las disposiciones retroactivas del nuevo Gobierno.

“No hay a juicio del Gobierno, más que una fórmula viable para el logro de esa finalidad: organizar los ayuntamientos de modo automático y buscar la ponderación de sus componentes sin atender a partidismos, cuidando tan sólo que sean personas de solvencia y de prestigio, y hasta de cierta tradición democrática por su antiguo nombramiento, en manos de los cuales, pueda sin temor confiarse, durante el periodo en que estamos”.

La fórmula de renovación presentada por el nuevo gabinete consistía, en formar corporaciones municipales en las que se integraban los mayores contribuyentes del municípío y los concejales elegidos por mayor número de votos en los tres comicios electorales anteriores a 1923.

De esta forma, el cincuenta por ciento de los escaños estavan reservados a las élites económicas, mientras que la mitad restante pasaban a ser copados por los candidatos más votados, desde 1917 y hasta 1923, en cada uno de los distritos electorales de la ciudad.

Esta fórmula generó gran indignación entre la prensa liberal y las clases obreras que ansiaban su participación en la gestión del poder.

Así el diario de Huelva, La Provincia (10.02.1930) publica:

Lo más lógico es que los futuros ayuntamientos se constituyan con nombres elegidos entre los partidos políticos que no tuvieron contacto alguno con la dictadura o con exconcejales anteriores al golpe de estado del General Primo de Rivera del 13 de septiembre de 1923. Es posible que se solicite de las entidades y corporaciones que designen personalidades caracterizadas, que puedan prestar su cooperación con la obra magna que ha de prepararse para que los pueblos puedan nombrar directamente a sus representantes legítimos.

Las nuevas corporaciones han de formarse con representantes de todos los sectores, sin exclusión de ninguno de ellos. Deben ir a los ayuntamientos los ricos y los pobres; los patronos, los obreros y los empleados; los comerciantes y los industriales, todos aquellos, en fin, que representan algo socialmente y que por ello, tienen derecho a intervenir en la vida pública. Solamente así podrán hacerse elecciones rabiosamente sinceras que desea la opinión pública, y que el Gobierno está dispuesto a hacer. No valdría la pena que el caciquismo hubiera sido barrido por la dictadura y ésta por la situación actual, para desterrar procedimientos vituperables que deben haber quedado para siempre enterrados“.

A pesar del clima de oposición generalizado, el proceso comenzó a ponerse en marcha rodeado de un clima de incertidumbre, por ello el Gobernador Civil de la Provincia, exortó a todos los Alcaldes de la provincia que permanecieran en sus cargos ante el amago de dimisión de alguno de ellos

Por entonces, la Corporación Municipal estaba representada por su Alcalde D. Pablo Conde Bellón, que fué nombrado el 4 de diciembre de 1929, tras el cese por nombramiento de Diputado Provincial, el hasta entonces Alcalde D. Antonio Gallego, quien venía siéndolo desde el 27 de Abril de 1926, (tras suceder a D. Jose Pablo Gª de Zúñiga) y dimisión de todos los componentes de la Corporación.

En esta Corporación presidida por D. Pablo Conde, por primera vez, entra a formar parte de ella una mujer, Dª Carmen Arteaga Hérvele[1].

Durante el corto mandato de D. Pablo Conde, (4 de diciembre de 1929 a 11 de enero de 1930), es de destacar dos actuaciones; una protocolária como es el nombramiento de hijo adoptivo de Villacarrillo, al Excelentisimo Señor Conde de Guadalhorce, Ingeniero de Caminos y que había realizado el estudio del plan de regadíos del valle del Guadalquivir, que abarcaba desde el pantano del Tranco de Beas hasta Úbeda y otra jurídico-administrativa como es el desplazamiento a Madrid una Comisión del Ayuntamiento en la vista del pleito que los Ayuntamientos de Sorihuela, Iznatoraf y Villacarrillo mantienen contra Villanueva del Arzobispo en referencia a la separación del los términos municipales; vista que tiene lugar el 18 de febrero de 1930 en la sala tercera del Tribunal Supremo.

Ante el cambio de Gobierno de la Nación, de Primo de Ribera a Portela Valladares, el Pleno Municipal, tras el exorto del Gobernador Civil de la Provincia, de que todos los Alcaldes de la provincia que permanecieran en sus cargos ante el amago de dimisión de alguno de ellos, acuerda mantenerse en el cargo de Gobierno Municipal hasta ver la resolución que adopte el nuevo Gobierno de la Nación.

Publicado el R.D. de 15 de febrero de 1930, sobre la nueva constitución de los Ayuntamientos; y en cumplimiento del mismo, el 26 de febrero, en sesión extraordinaría presidida por el Alcalde D. Manuel Conde, toman posesión de sus cargos los siguientes:

Por mayores contribuyentes: D. Carlos García de Zúñiga y López, D. Pedro Alcántara Garcia de Zúñiga y López, D. Joaquín Corencia Serrano, D. Luís Poblaciones Nieto, D. Rafael Benavides Salas, D. Luís Climent Villaescusa, D. Vicente Poblaciones Nieto, D. Francisco Rodero Romero y D. Ildefonso Puertas Robles.

Exconcejales con mayor número de votos en las elecciones municipales en las convocatórias anteriores a 1923: D. Ramón García de Zuñiga y Calzada, D. Juan Castillo Hueso, D. Rogelio León Rojas, D. Geraldo Pastor Orozco, D. Rafael Hueso Bustos, D. Juan Ramírez Sanchez, D. Antonio Gallego Fernandez, D. Salvador Martínez Fernández y D. Andrés Pastor Orozco.

Acto seguido, D. Manuel Conde entrega la vara de mando a D. Luis Climent Villaescusa por ser el concejar de mayor edad de los nombrados, quedando constituido provisionalmente el nuevo Ayuntamiento hasta el Pleno Extraordinario de 16 de Marzo, en que queda constituido el Ayuntamiento de manera definitiva.

En este Pleno de 16 de marzo, presidido por el Alcalde accidental D. Luís Climent Villaescusa, se da lectura al escrito de Gobernador de la provicia, en el que comunica que por Real Orden, se nombra Alcalde a D. José Poblaciones Nieto y Tenientes de Alcalde a D. Vicente Poblaciones Nieto, D. Rogelio León Rojas y D. Ildefonso Puertas Robles, quedando así definitivamente constituido el Ayuntamiento.

El nuevo Alcalde, como monarquico constitucional inicia su andadura con un ¡Viva el Rey!, que es contestado por todos los presentes.

En este mismo acto hace renuncia de su cargo de Concejal, D. Joaquín Corencia Serrano por incompatibilidad, ya que es Juéz Municipal; obtando por seguir al frente de dicho Juzgado.

El 5 de mayo toman posesión del cargo de Concejal, D. Cristobal Millan Poblaciones, D. José Rodriguez Campos y D. Manuel Soto Román; éste último renuncia al cargo por incompatibilidad con el cargo de Fiscal Municipal que viene desempeñando.

El mandato de D. José Poblaciones, se caracteriza principalmente por un riguroso control de la economía municipal, reduciéndose los gastos al máximo.

Entre otros logros:

Se reducen las fricciones con el Ayuntamiento de Villanueva del Arzobispo, que se habian originado con motivo de la división de los términos municipales de las Villas, pleito que se inició en 1924; fallando el Tribunal Supremo a favor de las tesis defendidas por los Ayuntamientos de Iznatoraf, Sorihuela y Villacarrillo contra las de Villanueva del Arzobispo, confirmando así, la Real Orden que aprobó en su día la división de los términos mancomunados.

Dado que el número de familias en el Padrón de Beneficiencia excede de 1.500 familias, el Ayuntamiento crea una plaza de Tocólogo, (D. Joaquín Arboledas Escribano), otra de Inpector de Sanidad (D. Juan García Rodero), y otra de Practicante (D. José Montoro Martínez).

Se adapta el local del Sindicato para escuela de niñas.

Crea un padrón de obreros realmente necesitados para mejorar su situación, repartiéndolos entre los propietarios a fin de paliar la crisis en la medida que “se pueda”.

 

SL2.

 

1] Dª Carmen Arteaga Hérvele: Profesora de Literatura y Terminología del Instituto Local de 2ª Enseñanza de Villacarrillo.

En 1912 inicia sus estudios de magisterio en Linares (Jaén).

Colaboradora del Boletín de la Académia de Santa Teresa de Jesús, publicada en Linares en 1913.

 

 

PARTIDA DE BAUTISMO DEL PRIOR D. MARCOS PELLÓN Y CRESPO. (documento inédito)

DSC00435

pellon

  1. Francisco Guevara Herbás, Cura de la única Iglesia Parroquial de nuestra Señora de la Asunción de esta Villa.

Certifico; Que en el libro de Bautismos nº 26, en su folio setenta y uno vuelto, se halla la siguiente Partida:

            En la Villa de Villacarrillo, a trece días del mes de octubre de mil ochocientos treinta y cinco años; yo D. Miguel de la Muela Herbás, Cura de la Iglesia Parroquial de ella; bauticé solemnemente un niño hijo legítimo de D. José Pellón, natural y vecino de esta Villa, y de Dª Bárbara Crespo, su mujer, vecina de esta Villa y natural de Bailén, Abuelos paternos D. Marcos Pellón y Dª Estefanía Calleja y maternos D. José Crespo y Dª Victoria Martínez, naturales de la Villa de la Vega de Pas, Obispado de Santander, al que puse por nombre Marcos, Millán, José; dicen que nació el día once de este mes, a las cuatro de la tarde; fueron padrinos nombrados por sus padres, los abuelos paternos, a los que advertí del parentesco espiritual y obligaciones contraídas, de lo que Certifico = Miguel de la Muela Hervás.

Concuerda la anterior partida con su original, al cual me remito. Y para que conste, libro la presente en Villacarrillo a diez de enero de mil ochocientos sesenta.

Francisco Guevara Hervás.