CRONOLOGÍA….DE VILLACARRILLO (III)

100_1702

El día 30 de abril, los representantes del grupo Monárquico- Liberal, (derechas), deja de participar en el Ayuntamiento, no asistiendo a los Plenos dado el rumbo que iba tomando la política nacional y municipal.

Por presuntas irregularidades con motivo del acta levantada pera la entrega de la Caja Municipal el día de la proclamación de la República, se suspende de empleo y sueldo a la véz que se le incoa expediente de destitución al interventor de fondos D. Alejandro Sanz López, aprobándose por unanimidad, delegando la instrucción del expediente en el primer teniente de alcalde D. Diego Marín González, auxiliado por el oficial mayor D. Pedro Morillo López.

Formuladas  varias quejas contra el Oficial de la Secretría, D. Francisco de la Torre Martínez, se ecuerda la suspensión de empleo y sueldo y la instrucción de expediente, con el voto en contra de su pariente el Concejal D. Pedro de la Torre y Torre.

Tambien se acordó investigar la falta de cudal de agua que abastece la fuente de San Luis, conocida como fuente del “Botón”[1].

Para paliar la crisis obrera, el Alcalde tras reunión con el Gobernador, da cuenta de las instrucciones que aquel le ha dado y que son las siguientes:

Reparto de obreros o confección de un presupuesto extraordinário y mientras se tramita éste, los propietarios adelantarían cantidades a cuenta de la cuota que en dicho reparto pueda corresponderles.

Se acuerda citar a los patronos a una reunión y que estos elijan entre las dos proposiciones.

Acta de la reunión:

En la ciudad de Villacarrillo siendo las diecinueve horas del día 3 de mayo de 1931, se reunieronen el salón de actos de esta Casa Consistorial la mayoría de los propietarios convocados al objeto de darles cuenta de las proposiciones del Gobernador Civil, relativas a resolver el paro de obreros de esta vecindad presididos por el Alcalde.

Que son:

  1. Reparto de los obreros a los distintos patronos, sirviendo como base el número de cuerdas de tierra de cultivo que cada uno posea.
  2. Confecciçon de un presupuesto extraordinário por el Ayuntamiento, para la ejecución de obras públicas de carácter municipal allegando los ingresos por un rerto de utilidades según las prescripciones vigentes, pero comprometiéndose los patronos a adelantar las cantidades necesarias en el término de venticuatro horas para poder ejecutar los referidos trabajos y dar ocupación a los obreros en paro forzoso, teniendo entendido que las cantidades que adelanten se deduciran en su día de las cuotas que en el repato les correspòndan, a cuyo efecto con fecha de mañana se empezará la tramitación de dicho presupuesto extraordinário.
  3. Así mismo, recomienda el Gobernador, que se cita a los contribuyentes y entre las dos proposiciones elijan la que estimen más conveniente y beneficiosa al fín que se persigue que no es otro que resolver la crisis tan aguda de trabajo por la que atraviesa la ciudad en los actuales momentos.

Igualmente nombraran una comisión integrada por tres patronos y tres obreros, que presidida por el Alcalde, determine el jornal que han de percibir los obreros en la actualidad y segggún los distintos trabajos a que los dediquen.

Invitandose manifiesten los propietarios cual de las dos opciones aceptan.

Hace uso de la palabra D. Luis Poblaciones para manifestar que es igual cualquiera de las dos opciones y que de antemano acepta cuanto se acuerde en este sentido. Hace un pequeño estudio de este asunto y estima qque es mejor la segunda, por creer muy imperfecto el sistema de reparto de obreros.

  1. Melchor Fernández ruega se le manifieste si se ha finalizado el trabajo de examinar las fincas que están sin labrar, contestándose que está finalizando. Tambien dice el Sr Fernández, que es partidario del reparto de obreros pero teniendo siempre presente para que sufran recargo que legalmenet les corresponda a cuantos señores tengan sin labrar todas o parte de sus fincas.
  2. Andrés Pastor pregunta cual ha sido la inversión dada a las 750.000 pesetas libradas por el Estado para esta provincia; abundando con cuanto ha manifestado el sr Fernández y también encarece se tengan en cuenta las fincas que se hallen bien labradas y las que no lo estén, pués le consta que un Sr de aquí, aún no ha realizado las labores de cava.

Que nos correspondió a Vllº,  El Alcalde a la pregunta del Sr Pastor, dice que las pesetas libradas por el Estado,  se invirteron en obras públicas, y que sin comprender nada a este término, lo más próximo a él, es el arreglo de los Km del 191 al 200, con lo cual no se soluciona nada la crisis.

  1. Joaquín Martínez Salido, apya lo dicho por el sr Pastor.
  2. Luís Poblaciones manifiesta que por su parte está dispuesto a sacrificarse en lo necesario y acepta lo que se acuerde.
  3. Manuel Soto dice que todas las fincas han de estar igualeas. Y para ello se obligue a labrarlas al que no lo haya hecho, y una véz todos en igualdad, proceder a un reparto de obreros justo.
  4. Ramón Mora Lozano, dice que ante todo, se lleve a la práctica el reparto de obreros objeto de la reunión.

Por último el Alcalde pregunta si hay conformidad con el reparto de obreros, aprobándose esta proposición y se acuerda que las personas que representen a los patonos sean los siguientes; D. Luis Poblaciones Nieto, D. Leopoldo Mora Marmol y D. Diego González Marmol.

Y por parte de los obreros; D. Alfonso Goméz Muñoz, D. José Román Mora y D. Francisco Ramírez Martínez.

En el Gobierno Provisional instaurado el 14 de Abril de 1931, el Partido Socialista  estaba representado por tres Ministerios, Indalecio Prieto (Hacienda), Fernando de los Ríos (Justicia) y Francisco Largo Caballero (Trabajo); teniendo el Partido socialista en sus manos los ministerios clave para las reformas sociales del programa de gobierno.

Hasta la promulgación de la Ley de Reforma Agraria, el gobierno va elaborando una serie de Decretos preparatorios a la citada Ley; que son los siguientes:

Decreto del 28 de Abril de 1931,  Promulgado por el Ministro de Trabajo  (Largo Caballero); mediante este decreto:

  • Se prohibía a los propietarios de tierras que echaran a los campesinos que arrendaban las tierras.

Con respecto a las tierras arrendadas, los propietarios que las tenían, pretenden recogerlas ya que temían  que la Reforma Agrária les dejara sin ellas; ante esto, el día 29 de abril de 1931, se promulga un nuevo Decreto;  Con el que  se evitaba la expulsión de tierras arrendadas, cuya renta no excediera de 1.500 pesetas anuales, a menos que se tratara de deudas pendientes de pago. De esta manera se evitaba la cancelación masiva de contratos de arrendamiento por parte de los propietarios.

A los arrendatarios que abandonaran voluntariamente  sus tierras, se les dio el derecho de exigir el pago de cualquier mejora necesaria que hubieran realizado en ellas.

Se aplicaba también a los jornaleros las jornadas de 8 horas ya conseguidas por los obreros industriales.

 

Para obligar a los propietarios a dar trabajo e los braceros, el Gobierno publica el  Decreto el 7 de mayo de 1931, sobre  laboreo forzoso: Este decreto determinaba que la tierra que no fuera cultivada como de costumbre, fuera obligatoriamente trabajada por cuenta del propietario.

Para dirimir las cuestiones suscitadas en aplicación de los anteriores decretos, mediante el  

 Decreto del 7 de mayo de 1931,  “se crean los Jurados Mixtos  introduciendo en la agricultura comisiones  paritarias”.

Según su composición, había tres clases:

  1. a) Jurados Mixtos del Trabajo Rural, constituidos por patronos y Sociedades

Obreras   para reglamentar las condiciones del trabajo agrícola.

  1. b) Jurados Mixtos de la Propiedad Rústica, compuestos por los representantes

de  asociaciones, tanto de propietarios de tierras, como de arrendatarios, para reglamentar las relaciones entre estos dos grupos.

  1. c) Jurados Mixtos de la Producción y las Industrias Agrarias, estos jurados se dieron en zonas industriales y capitales de provincia; por lo tanto, nada tienen que ver en el caso que nos atañe.

Como continuación de la reunión de día anterior 3 de mayo, el 4 de mayo de 1931, se reúnen en la Casa Consistorial bajo la presidencia del Alcalde, a los representantes de los agricultores y los de los obreros, para determinar el jornal que han de percibir los trabajadores según la distinta labor que practiquen; después de distintas intervenciones, se acuerda los siguientes:

Cava de pies de olivas                               4 pesetas

Cava a tajo parejo                                               4,50 ptas

En cualquiera de estas labores, cuando el obrero pernocte fuera de la localidad, el patrono vendrá en la obligación de dar manutención, abonando los jornales menos 50 ctm en cada uno de los jornales.

Pleno del 8 de Mayo de 1931, presidido por D. Salvador Martínez Salido, se da cuenta del Decreto del Ministerio de Economía Nacional,  Decreto del 7 de mayo de 1931[2], determinando que la tierra que no fuera cultivada como de costumbre, fuera obligatóriamente trabajada por cuenta del propietario.

Con esta medida se evitaba que los propietarios sabotearan la reforma agraria dejando de cultivar las tierras, al contrario se obligaba así incrementar el cultivo.

Para llevar a cabo este decreto, se acuerda que la Comisión Municipal de Policía Rural la integren los Concejales, Diego Marín González, Diego González Marmol, José Moreno Hueso y Blás Martínez de la Torre.

La Policía Rural, era la encargada de informar a la Comisión Municipal la situación de las fincas y vigilar el cumplimiento de las órdenes que emanaban de la mísmas.

Para evitar el despido de obreros, el concejal Ramón Mora, solicita que se sancione a los patronos que despidan a los mismos.

Dada la complejidad que suponía llevar a cabo estas tareas de vigilancia y protestas de patronos, en el Pleno ordinario 15 de Mayo 1931, presidido por D. Salvador Martínez y de acuerdo con el Decreto sobre crisis obrera del campo, se crea el Negociado del Trabajo. 

El concejal D. Cristóbal Fernández, propone que se llame la atención a aquellos vecinos que el pasado día 1 de mayo, pusieron colgaduras con banderas del anterior régimen y el concejal D. Ramón Mora solicita que se sancione a los patronos que despidan a los obreros.

[1] El informe de la investigación dice: Personados en la calle Méndez Núñez, hay un pozo de registro propiedad particular, (omito el nombre), en el se observan indicios de haber sido aprovechada el agua, evitando fuera toda ella a la fuente.

[2] Decreto del 7 de mayo de 1931,  “se crean los Jurados Mixtos  introduciendo en la agricultura comisiones  paritarias”.

Según su composición, había tres clases:

  1. a) Jurados Mixtos del Trabajo Rural, constituidos por patronos y Sociedades

Obreras   para reglamentar las condiciones del trabajo agrícola.

  1. b) Jurados Mixtos de la Propiedad Rústica, compuestos por los representantes

de  asociaciones, tanto de propietarios de tierras, como de arrendatarios, para reglamentar las relaciones entre estos dos grupos.

  1. c) Jurados Mixtos de la Producción y las Industrias Agrarias, estos jurados se dieron en zonas industriales y capitales de provincia; por lo tanto, nada tienen que ver en el caso que nos atañe.

Las tareas principales de los Jurados mixtos eran el control del cumplimiento de las leyes laborales, la negociación de las condiciones de trabajo de salarios, y de las condiciones de arrendamiento así como de la mediación en casos conflictivos.

Las infracciones contra decisiones tomadas por el Jurado mixto podían traer consigo multas de hasta 1.000 pesetas; pero también había la posibilidad  de entablar recurso contra decisiones tomadas por el Jurado Mixto, dirigiéndose al Ministerio de Trabajo.

SL2.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s